mario mola entrenando

El día a día de un deportista de élite durante las Series Mundiales de Triatlón

¿Cómo gestionas estos meses de competiciones WTS2019?

Mario Mola: Al entrenar, te acostumbras a la presión, es muy similar a la de un empresario, debes rendir al final, si tú quieres hacer tu trabajo lo mejor posible, y después es verdad que aquí cada día es como «una medida», cada día pasas nota, y el día de la competición tienes que tener resultados. Haces un entreno hoy, pensando en los próximos entrenamientos porque al final esto es acumulativo. De nada te sirve lucirte un día e ir tres tranqueando, es algo que aprendes a gestionar, y te lo da la experiencia.

Nadie llega aquí, a este nivel de un día por el otro. Todos hemos ido aprendiendo poco a poco, esto es lo que te da un poco la tranquilidad. Es un estrés que aprendes a controlar y que al final, no te supone un estrés, pero sí que es verdad que claro, todo lo que haces, estas pendiente de hacerlo todo lo mejor posible.

Por suerte las carreras… por ejemplo; un mundial a 8 carreras… bueno, es una tranquilidad respecto a un mundial de una carrera, es diferente. Sí que es verdad que es un nivel de exigencia muy alto durante muchos meses, porque si por ejemplo: si yo tuviera una sola carrera y fuese en agosto, yo ahora estaría entrenando, pero más relajado. Pero en este tipo de competiciones sabes que en una semana tienes una carrera, dentro de cuatro semanas otra carrera… que repartes un poco esta presión de un día, pero también es una obligación.

¿Hacéis turismo en las ciudades donde competís?

Mario Mola: A la hora de entrenar, lo bueno que tiene la bici es que te permite ver y disfrutar del entorno. Y sobre todo los días previos a la carrera o cuando viajas a un lugar, la primera semana que viajas, que es un poco más de adaptación, no es 100×100 turismo. Igualmente cuando corres, ahora cuando estuvimos en Hamburgo, mientras entrenas vas viendo la ciudad, aunque vayas corriendo “ja, ja, ja”

Y en tu día a día ¿Cuál es tu rutina cafetera?

Mario Mola: Por lo general, por la mañana café con leche o americano, antes del último entreno o después de  comer espresso o cortado.

Os dejamos un vídeo en el cual, Mario Mola nos explica su rutina cafetera:

«El café de la mañana es primordial»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: