¿Cuál es el origen del café?

Hoy os contamos del origen legendario de nuestra gran pasión.

 

Todo empezó aproximadamente en el año 300 D.C en África, cuando Kaldi, un pastor de cabras, observó que sus cabras se estaban comportando de un modo muy extraño al ingerir frutos rojos de unos arbustos. Tras la ingesta, estas parecían estar más activas.

La curiosidad se apoderó de Kaldi y probó los frutos de esta planta. Cuál fue su sorpresa cuando descubrió que al comerlos el también renovaba sus energías.

Fue contando y explicando a amigos la existencia de unos frutos que vigorizaban el cuerpo, esta historia llego hasta los oídos de unos monjes. Pensaron que estas frutas podían conseguir que sus rezos se transmitiesen con más energía. Quisieron  llevarlas a sus tierras, pero el fruto verde no podía ser transportado durante semanas sin malograrse, por esa razón decidieron desecarlo.

Los granos fueron transportados hasta la península arábiga, donde fueron cultivados,  pero fue en Turquía donde descubrieron que si eran tostados, molidos y hervidos en agua, se conseguía un brebaje oscuro y vigorizante.

Los mercaderes venecianos se encargaron de hacer llega el café a Europa, y no fue hasta el 1700 que el café llegó a las Américas.

Alrededor del 1800, en Francia, se inventó la primera máquina de café espresso, pero fue en Italia donde se perfeccionó esta máquina y el café que conocemos hoy en día.

Existen otras teorías, una de ellas explica que el café fue descubierto por el pueblo Oromo, una tribu del centro de Etiopía, pero esta os lo contaremos otro día.

Hoy agradecemos a Kaldi que podamos disfrutar de esta exquisita bebida de aroma cautivador  y sabor intenso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: